Siete playas de obligada visita en Asturias

Publicado por el Feb 17, 2015 en Asturias, Playas en Asturias

torimbia1Ahora que los rigores del invierno y los temporales que han golpeado a Asturias en los últimos meses nos hacen pensar en el buen tiempo, es momento de ir planificando las playas a las que vamos ir este verano. La costa asturiana tiene una extensión de unos 354 kilómetros, con un sinfín de playas y calas en las que disfrutar del mar cantábrico. Desde la Casa Rural El Cerezalín te proponemos siete playas imprescindibles, que tienes que visitar si vienes a Asturias. Siete playas, para siete días de la semana.

  • Playa de Gulpiyuri

Es un de las playas más espectaculares de Asturias. Coronada en muchas publicaciones como la mejor playa del Principado, tiene el encanto de ser una playa de mar situada tierra adentro. Gulpiyuri está ubicada al norte del pueblo de Naves, a mitad de camino entre Ribadesella y Llanes.

El acceso a la playa sólo se puede hacer caminando desde la vecina playa de San Antolín o desde Naves. Es este relativo aislamiento el que ha permitido su buena conservación y un enclave poco concurrido.

  • Playas de Torimbia y Toranda

    Dos de las playas más emblemáticas de Asturias y escenario de múltiples películas. Las playas de Torimbia y Toranda se ubican en la costa oriental asturiana, a poco más de un kilómetro de Niembro. La playa de Toranda cuenta con fácil acceso y aparcamiento en las inmediaciones. Sin embargo, para llegar hasta Torimbia es necesario dejar el coche en este estacionamiento y caminar unos 15 minutos por una senda costera que une las dos playas. La playa de Toranda es la opción elegida por muchas familias para pasar sus días al sol, mientras que la de Torimbia es una buena elección si se quiere practicar nudismo.

    • Playa de Guadamía

    Otro de los tesoros de la costa asturiana. Se trata del arenal más occidental del municipio de Llanes, localizado en las cercanías de la localidad de Llames de Pría, en la desembocadura del río Guadamía. La playa de Guadamía está considerada como una playa natural, de alto interés paisajístico entre acantilados y bufones. Guadamía es ideal para el baño, al ser una de las playas más protegidas del litoral cantábrico gracias a las imponentes paredes de los acantilados.

    • Playa de Rodiles

    Ubicada en el concejo de Villaviciosa, en la desembocadura de la ría de Villaviciosa, sus más de 1.000 metros de longitud la convierten en un arenal muy frecuentado por familias y surfistas. La playa está dotada de un gran número de servicios: aparcamiento, restaurantes, camping, aseos, duchas…, lo que provoca que los fines de semana de verano registre una gran afluencia de público. Para disfrutar de la playa de Rodiles en toda su dimensión, lo mejor es acercase a ella entre semana.Playa con bandera azul.

    • Playa de la Espasa

    Desembocadura del río Espasa, que separa los concejos de Caravía y Colunga. Más de 1000 kilómetros de arena dorada y fina. La playa de la Espasa es un arenal semiurbano, dotado de un buen número de servicios. Los peregrinos en su camino a Santiago, saludan a su paso a la gran Espasa.

    • Playa del Silencio

    Ubicada a los pies de los acantilados, la playa del Silencio es un lugar donde el tiempo se detiene. Alejada de los núcleos rurales, es una gran desconocida para los viajeros que vienen a Asturias. Para llegar hasta la playa del Silencio tenemos que llegar hasta el pueblo de Castañeras, a 16 kilómetros de Cudillero. El coche es necesario dejarlo en el aparcamiento ubicado en la cima de los acantilados, para después descender hasta la playa por una escaleras. Muy recomendables las vistas desde los altos de los acantilados. Si os gusta Asturias, os gustarán las vistas que desde allí tenéis.

    • Playa de Poó

    Otra playa más en el concejo de Llanes. Arenal pequeño pero con mucho encanto. La playa de Poo se extiende a lo largo de 150 metros en el interior de un entrante de mar, cuya estructura hace que desde la propia playa no se pueda ver el mar. Para llegar a la playa de Poó, es necesario acercarse hasta Poó. Muy cerca de la playa hay un aparcamiento. Y si no te gusta conducir, también puedes viajar en tren, ya que Poo cuenta con un estación de Feve.